Vive a media hora, pero no la vacunaron, tuvo que vender cubrebocas para regresar a su casa

Vive a media hora, pero no la vacunaron, tuvo que vender cubrebocas para regresar a su casa

Es adulto mayor, tenía más de 70 años, vive a media hora del módulo de vacunación del auditorio Benito Juárez, pero no la vacunaron porque su casa está en la colonia El Manantial, en Boca del Río.

La abuelita que prefirió reservar su nombre estaba en una esquina vendiendo cubrebocas a 10 pesos cada uno, a las personas que estaban formadas y que sí tenían el beneficio de recibir la primera dosis Pfizer.

Al ser cuestionada si ya había sido vacunada explicó que no, que había ido a preguntar, pero le dijeron que no le tocaba porque su domicilio era de Boca del Río y sólo pasaban personas de la ciudad de Veracruz, según indicaciones de los organizadores.

“No me toca, ya pregunté. Yo vivo en El Manantial, pertenezco a Boca del Río. todavía no me toca”.¿Qué opinión le merece que, obviamente, usted queda fuera de este cuadro, a pesar de vivir tan cerca, no puede acceder a la vacuna?“ Todavía no me toca”.-¿Vende sus cubrebocas por la crisis?“Pedí 10 pesos para venir”.

Y es que según el plan estatal de la secretaría de salud y el operativo llamado Correcaminos, se acordó que las vacunas fueran solo para los habitantes de la ciudad de Veracruz.

Pese a esto, dos de los módulos más grandes estaban a pocos metros del límite con la ciudad conurbada de Boca del Río, pese a la cercanía, los habitantes de ese municipio no pudieron obtener la vacuna.

En el caso de la entrevistada, su autobús pasa en la esquina del auditorio Benito Juárez, donde vendía sus cubrebocas.

Ese camión tarda, tan sólo media hora en llevarla a su casa.

(Con información de urbis Veracruz)

Deja una respuesta