Alcaldesa de Allende NL pone la muestra… en el desorden

Alcaldesa de Allende NL pone la muestra… en el desorden

Por Obed Campos

La alcaldesa de Allende, Nuevo León, Patricia Salazar ha logrado poner su marca personal en su administración, la cual va a repetir porque ganó la reelección, pero pese a que desde el 2019 ella prometió “poner orden”, ha sido mas bien la causante del desorden.


En su cuenta de Twitter, @patriciaslzr_, prometió en el 2019 “PONER EN ORDEN LA CASA Casa con jardín significa el esfuerzo de la gente de Allende Mujer feliz levantando una mano Hombre feliz levantando una mano y de la Administración por dar resultados en este primer año, haciendo que las familias vivan cada vez mejor” sic


Pero dos eventos de este fin de semana pasado hacen ver que Paty no pone orden ni en su casa, que es por donde debería de comenzar.
En el primero, una de sus hijas organizó una caminata a la parte alta del Río Ramos, pegada a la sierra, y no habría ningún problema ni queja, pero… esos parajes están cerrados por el Covid y los vigila la policía municipal, bajo el mando de Paty.


Los muchachos se tomaron fotos y las subieron a sus redes sociales, donde no crea usted que recibieron aplausos.
En el segundo evento, tampoco fue bien visto que la alcaldesa pusiera la muestra de romper la sana distancia en la boda de otra de sus hijas.
El evento, a todo lujo, fue multitudinario y lo vigiló, por seguridad… la policía municipal.


De esto que le cuento hay evidencia suficiente en video y en fotos, para que luego la munícipe no diga que le cuelgan santitos.


SÁNCHEZ CORDERO NO LLEGÓ EN TREN


De mi artículo de ayer, que supe que causó escozor en varios y varias, sobre la visita de fin de semana de la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero a sus propiedades, en el centro de General Terán, un lector me hizo una precisión: la altísima funcionaria federal no llegó por tierra al municipio.


Por hacer algo de historia, la primer carretera pavimentada en México, fue precisamente la del tramo de 18 kilómetros entre Montemorelos y General Terán, Nuevo León.


¿Por qué? Ah, porque el presidente Plutarco Elías Calles se enamoró de las tierras de General Terán, donde fundó la Hacienda de la Soledad de la Mota y para llegar ahí, al bajarse del tren en la estación de Montemorelos, fue que ordenó pavimentar los 18 kilómetros de vía.
Cabe aclarar que Calles antes de llegar a General Terán hacía una escala en su tren presidencial en Espinazo, municipio de Mina, Nuevo León, donde visitaba al curandero místico conocido como El Niño Fidencio.
Pero Doña Olga no repite ese trip ni por asomo.


Ella llegó (y llega) a Nuevo León en un discreto vuelo privado, al Aeropuerto del Norte, desde donde se traslada, con mínima seguridad para no llamar la atención, hasta su propiedad en General Terán, a unos 90 kilómetros de distancia, más o menos… Me pregunto si lo hará en helicóptero, para ahorrar tiempo.

Deja una respuesta