Arranca el proceso electoral en México…. con todo y Covid-19

Arranca el proceso electoral en México…. con todo y Covid-19

Por Mar Morales

Fue ayer 7 de septiembre cuando se dio el banderazo de salida al proceso electoral 2020-2021, considerado “la gran elección” por algunos y “el proceso más grande de la historia” por otros.

Y lo es no sólo por el número de votantes ( tan sólo en Veracruz tenemos un padrón electoral de 5 millones 760 mil 412  ), también tenemos que echar la pluma y ver la cantidad de cargos de elección popular que están en juego: 300 curules en la Cámara de Diputados, sin contar las elecciones estatales que son en total 15 gubernaturas en todo el territorio nacional, 29 congresos locales y mil 924 presidencias municipales.

En nuestro estado, Veracruz, el proceso electoral va con todo, pues salvo que aún no elegimos gobernador (será hasta 2024) sí vamos a renovar 212 presidencias municipales,  50 diputados locales y 20 distritos electorales federales.

Y bueno, si usted ya se cansó de leer tanto número tome aire porque viene lo mejor… y también lo más triste y complicado.

En lo que escribo estas líneas leo que tenemos en México 68 mil 484 decesos a nivel nacional a causa del Covid-19 y hay un total de 642 mil 860 casos de contagio acumulados.

No, la pandemia no ha cedido en absoluto, lo que nos tenemos que preguntar cómo le harán para la instalación de más de 164 mil 550 casillas  y para reclutar  un millón 480 mil funcionarios de casilla  a nivel nacional.

Aun en el entendido que el día de la elección es el 6 de junio, un proceso electoral no se hace en un pestañeo, son muchos meses de planeación y capacitación en un país que está siendo azotado por la enfermedad que llegó de China, al parecer para quedarse hasta que exista una vacuna.

¿Cuántos contagios más habrá en el camino?

Ah, y no crea usted que se me olvidaron las campañas.

Olvídese de los mítines y todo el espectáculo (literal) que representan, porque aunque la sana distancia ya parece  un mito urbano seguimos con la enfermedad circulando y el riesgo de que esto se ponga peor está presente, por lo que bien harían los candidatos en tomarse muy en serio el uso correcto de la tecnología y contratar buenos estrategas para sus redes sociales (no bots, porque recuerden que una cosa es lo virtual y al llegar a las urnas la triste realidad golpea) para lograr la atención de sus posibles electores y poder llegar al puesto que desean ocupar.

Mi conclusión no será del agrado de muchos: no hay condiciones (ni sanitarias ni económicas) para una elección pero tampoco se pueden posponer, por lo que prometo mantenerlos informados de todo lo que ocurra porque esto ya comenzó.

Deja una respuesta