Chiqui Yunes y el síndrome Borolas

Chiqui Yunes y el síndrome Borolas

DESDE LA PARROQUIA.
Por Mar Morales
QUE BARBARIDAD tan bárbara, dijera mi abuela que en paz descanse.
En serio que a chiquiYunes le urge un especialista para que le dé algo que calme sus ansias de poder.
El día de hoy, mientras los candidatos a la alcaldía porteña debatían en un céntrico hotel de esta ciudad, Miguel Angel Yunes Márquez le levantaba el brazo a su mujer mientras se anunciaba que sería ella quien lo supliría en la contienda por la alcaldía.
Tal cual lo lee.
La Comisión Permanente del PAN aprobó por unanimidad el registro de Patricia Lobeira de Yunes para contender por la alcaldía de la ciudad de Veracruz.
¿Cómo? ¿Es su esposa y no vivía con él? ¿No andaba en París? ¿No vivió en Boca del Río? ¿No vive en El Conchal, municipio de Alvarado?
Jesús, María y José.
Fernando Yunes debe andar en friega tramitando constancias de residencia para la cuñis. El hueso es el hueso y no hay que soltarlo. Faltaba más.
Por cierto, se le ve muy activo en redes sociales queriendo desprestigiar a cómo dé lugar al gobierno estatal con pura noticia chafa
¿A qué hora trabaja? Ya entiendo por qué hay tanto bache, tanta falta de luz en las colonias, tanta inseguridad.
ESTA HISTORIA (la del chiqui, no la del alcalde en turno) me recuerda mucho a la de Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, que quería usarla para regresar al poder.
Por fortuna, no sucedió, pero chiqui Yunes parece tener el síndrome Borolas y aferrarse a lo que sea para no dejar que Morena llegue a gobernar nuestra ciudad.
ALGO ASÍ PASÓ EN GUERRERO con la hija de Salgado Macedonio, a quien por cierto los panistas criticaron a más no poder. Se ve la paja en el ojo ajeno, dicen, y aclaro que no defiendo a don Félix, él se recomienda solo, pero el punto es que a todos los que quieren imponer a la esposa, la hija, la tía o cualquier mujer para permanecer en el poder debería darles vergüenza (y también a ellas, que se prestan a la farsa) ya que mucho nos ha costado a las mujeres prepararnos para sobresalir por méritos propios en la política y en otros ámbitos de la sociedad, como para que lleguen a ponernos tal cual títere y querer manejarnos nada más por su ansia de poder.
Y COMO NO TODO ES YUNES ( a dios gracias) tuvimos debate aquí en el puerto con los candidatos a la alcaldía.
Ya sabe, todos ganaron o al menos todos celebraron saliendo de ahí.
AL CANDIDATO DE Redes Sociales Progresistas, Juan Antonio Ferreyra Moctezuma, salió hasta en hombros de sus simpatizantes y frente al Palacio Municipal se proclamó vencedor.
El licenciado me cae bien, para qué le digo que no, pero es otro que la autoridad electoral debería investigar por aquello del domicilio.
Solo es sugerencia, aclaro.
Y LOS MORENISTAS DE PLANO abarrotaron el zócalo para dar apoyo a su candidato, el ingeniero Ricardo Exsome Zapata, quien, hay que decirlo, de los que están en la contienda es el mejor preparado, es un empresario exitoso y demuestra conocer al dedillo la ciudad y sus problemas.
EXSOME ZAPATA HA HECHO mucho por los veracruzanos como diputado federal, y eso pocos lo saben porque estamos acostumbrados a que las campañas son de puro grito y sombrerazo pero no nos tomamos la molestia de investigar la trayectoria de las personas para saber quien puede hacer un buen papel.
ENTRE ESTOS DOS candidatos está ahora la elección después de que se confirmó que chiquiyunes es un malandrín mentiroso y oportunista.
Los demás partidos, con todo respeto, son paja.

Deja una respuesta