Desde La Parroquia. Todos juntos y todos contra todos

Desde La Parroquia. Todos juntos y todos contra todos

Por Mar Morales

LEÍA HACE POCO en Twitter algo que me dio risa. ¿Será que los jarochos estamos condenados a no conocer a nadie más, a seguirnos mezclando entre nosotros mismos?

Lo anterior se puede traducir en que en todos lados son los mismos nombres, las mismas caras, los mismos apellidos.

Todos revueltos, pues. O peor aún: todos contra todos.

Y si usted tiene duda de esto revise lo ocurrido desde el ya célebre día del amor en el Club de Leones.

Ahí los panistas se dieron con todo por la candidatura a la alcaldía del puerto, que no es poca cosa pero que tan poco es para tanto. (Disculpe usted si lo anterior parece “cantinfleada”)

De toda la trifulca ya salió un ganador: Chiquiyunes será el candidato, mientras Bingen sigue montado en cólera.

Eso pasa cuando todos son los mismos y todos acaban de pleito, ¿qué no?

Y MIRE USTED si no son los mismos. Resulta que el senador Julen Rementería, padre del joven ex aspirante a la alcaldía porteña, será asesor del gobierno morenista de la capital del país, con Claudia Sheinbaum a la cabeza.

Sí, leyó perfectamente bien.

El senador panista le hará la chamba a la jefa de gobierno, asesorándola, según se coló por ahí en un contrato, sobre temas legales y financieros.

La empresa, de nombre ERREGEVE Soluciones SA de CV, cuyo representante legal es Iker Rementería, hijo del senador y hermano de Bingen, recibió por el contrato la nada despreciable cantidad de 998 mil 760 mil.

Suena raro que panistas asesoren a morenistas pero así están las cosas. 

¿Será por eso que los Yunes se enfrentaron a sillazos con los Rementería el día de la elección?

¿El senador panista tiene algún nexo con el gobernador Cuitláhuac o solo es pura casualidad que hayan hecho tratos con el gobierno de la CDMX?

Lo dicho: todos contra todos y todos juntitos. ¿Me equivoco?

Y YA QUE HABLAMOS de candidatos y del gobernador, su supuesta estrategia contra el crimen parece que no solo es mala, es pésima.

Pese a los anuncios con bombos y platillos que se está actuando para proteger a los candidatos  a puestos de elección popular asesinaron a José Melquiades Vázquez Lucas ex presidente municipal de La Perla y candidato del PRI por segunda ocasión a la alcaldía de ese municipio.

Según Cuitláhuac había 40 días sin homicidios dolosos en el estado y según el habitante de Palacio Nacional todo estaba bajo control para evitar la violencia en época electoral.

Pero como los delincuentes no tienen palabra de honor, los desmintieron y corrió la sangre.

LO ANTERIOR enfureció a Fidel Kuri, priista de corazón  y amigo del hoy occiso.

Kuri se le fue a la yugular al gobernador morenista y le dijo que era incompetente, que no conoce el estado, que es bastante chafa y le echó en cara que por quitar a la policía de Orizaba su amigo estaba muerto.

Sacó las uñas don Fidel, ni hablar.

EL OTRO FIDEL, el ex gobernador, mejor conocido como el “tío Fide”, es quien está de manteles largos por su cumpleaños número 72. 

Anda por ahí, y no lo niega, tras bambalinas en tiempos electorales.

ESO, POR SUPUESTO, si dejan los morenistas a algún terrícola deambular por el estado, porque al parecer los que no se mueren pueden ir a la cárcel. 

Lo dijo claro y fuerte don Eric Patrocinio Cisneros, secretario de gobierno, quien aseguró que no es cacería de brujas pero que andan tras regidores y alcaldes que sean “malosos” es decir, que tengan vínculos con el crimen organizado.

Ande usted. Seguro que la lista es larga, larga.

YA DE PASO, pues le quitan la chamba a colegas comunicólogos.

Carlos Ronzón, politólogo y analista de Telever fue despedido, dicen las malas lenguas que por sus comentarios incómodos contra la 4T.

Unos dicen que fue orden de Cuitláhuac, otros que el cese se promovió desde Palacio Nacional.

La cosa es que lo quitaron. Ser pensante y crítico no es del agrado de la Cuarta Transformación y se nota a leguas. Mal se ve el panorama.

 ¿Y LAS VALLAS DEL PALACIO? Pues solo un signo de autoritarismo, que no fue suficiente, porque hasta francotiradores en la azotea había.

Viva la libertad en un país de paz, ¿verdad?

Deja una respuesta