Doble victimización a defensor de Derechos Humanos en Chiapas

Doble victimización a defensor de Derechos Humanos en Chiapas

Mientras se dan los cambios y reajustes políticos en el estado de Chiapas, abogados y autoridades del Centro de Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) número 14, “El Amate”, buscan llevar a cabo la fuga del supuesto asesino del defensor de los derechos humanos, Sinar Corzo.

Tuxtla Gutiérrez , Chis. El pasado 30 de noviembre, los familiares de la víctima se enteraron, mediante un comunicado emitido por el Juez Federal de Tapachula, de que Apolinar “N”, el supuesto responsable del asesinato de Sinar,  se encontraba en la clínica Santa Fe y no en el CERSS, El Amate. Conviene recordar que el supuesto responsable del atentado que se llevó a cabo el 3 de enero de 2019,  se encuentra en espera de juicio para determinar su probable responsabilidad  y cuya vinculación a procesos dictó el hoy Fiscal General del Estado, Olaf Gómez Hernández. 

Tras enterarse de la situación, los abogados de la familia Corzo comenzaron las gestiones correspondientes para conocer el paradero Apolinar, así como su estado de salud. 

Al momento, y tras quince días de las primeras comunicaciones, las autoridades de CERSS El Amate no han dado respuesta a los oficios turnados por los abogados de la familia Corzo ni a los girados por la Fiscalía General del Estado, lo que levanta nubarrones de corrupción en un caso para el cual, el gobernador del Estado empeñó su palabra.

¿Será que los funcionarios del CERSS, El Amate buscan hacerse de un poco del dinero que supuestamente jugadores del Cruz Azul recibieron tras la sospechosa y sorprendente remontada de los Pumas?

¿Los imputados de crímenes tienen más derecho a la protección de la salud que un ciudadano de a pie?

¿Por qué Apolinar “N” fue trasladado a una clínica privada y no a una institución pública de salud?

¿Será que los defensores de los derechos humanos no son más del interés de la administración del estado?

Recordemos que la actual administración tiene la oportunidad de romper con los vicios del pasado al esclarecer casos paradigmáticos como el del periodista Mario López y el caso de Sinar Corzo.  

Deja una respuesta