Hermanitos comen pan envenenado, la niña murió y el niño se encuentra grave en el sur de Veracruz

Una niña de 5 años de edad murió y su hermano de 7 años se encuentra muy grave hospitalizado, luego de haber comido pan envenenado que fue lanzado a su patio con la intención aparentemente, matar a su mascota.

Esta tragedia ocurrió en la comunidad de San Antonio en Soteapan, al sur de Veracruz, cuando los hermanitos Adriana y Jacob se percataron de que en el patio de su casa había una pedazo de pan y en su inocencia decidieron comerlo sin saber que estaba envenenado. 

Los familiares han señalado que alguien aventó ese alimento con la intención de matar a la mascota de los menores, sin embargo, las víctimas fueron los infantes, la menor perdió la vida y el mayor se encuentra intubado en el Hospital Regional de Coatzacoalcos. 

La madre de los niños, la señora Hermila Gutiérrez ha permanecido en el hospital esperando noticias de su hijo, señala que la noche de ayer al ingresar a verlo se percató de su gravedad, inmersa en el dolor, informó que este viernes su hija será sepultada en el panteón de la comunidad de Buena Vista, del municipio de Soteapan. 

«Anoche cuando entré a verlo estaba todo blanco, no tenía color y hoy que lo fui a ver a las nueve su boca, sus labios ya estaban más rosados, ya está más caliente», dijo. 

La familia es de escasos recursos y requieren apoyo para liquidar los gastos funerarios y por lo que se requiera en el hospital para el tratamiento del pequeño Jacob, la señora Hermila agradece lo que la población pueda aportar para ayudar a la familia, pues tiene dos hijos más en casa que la esperan. 

Fotos cortesía de Heidi Castellanos 

Deja una respuesta